Don Bosco

La Congregación Salesiana

La Congregación Salesiana se constituye con el anhelo personal y el sueño misionero de su padre fundador, SAN JUAN BOSCO nacido en Castelnuovo, Italia, quién tenía como objetivo primordial buscar por igual la formación humana, laboral y espiritual de los jóvenes para su inserción en la sociedad. Ha sido una característica del proyecto de los salesianos en el mundo, preocuparse por la realidad laboral de los jóvenes de tal manera de poder integrar a nuestros chicos en la sociedad de un modo cualificado para que puedan ser pilares del desarrollo sustentable de nuestra Patria. Paralelamente reciben intervenciones pedagógicas para que formen paso a paso un corazón solidario, comprometido y honesto, tan necesario en nuestros tiempos. Respondiendo a este proyecto educativo, a partir del año 1983, la Congregación, junto a un grupo de técnicos y profesionales de la zona de Venado Tuerto (vinculados a grupo CREA; INTA, Sociedad Rural...), toma la iniciativa de crear un espacio donde los jóvenes rurales puedan capacitarse. En realidad, la posibilidad de la creación de una escuela con estas características se origina años atrás en el deseo del Sr. Alejandro Estrugamou, quien hace explícita su intención de donar la estructura edilicia de la Estancia “La Victoria” a la Congregación Salesiana con el anhelo de que allí funcione una casa de estudios “Agrícola – ganadera”. El Sr. Alejandro Estrugamou fallece en el año 1977 a la edad de 76 años. Una vez que los Salesianos reciben la donación comienzan a trabajar en el proyecto que les fue encomendado. Cuando llegaron los primeros Salesianos se encontraron con un lugar bastante abandonado. En ese momento funcionaba como Estancia “La Victoria” y había empleados que vivían allí, en las casas que rodean el edificio central, donde hoy funciona la escuela. Ese edificio era un depósito, que se reacondicionó a los fines propuestos. En aquel momento no poseían herramientas, vehículos, ni comodidades. Ni siquiera había camas y colchones. Era todo monte. No tenían nada, sólo palas y pico, y con ello desmontaron los alrededores del edificio. La futura escuela tendría como destinatarios a los hijos de peones de campo, de chacareros y pequeños productores rurales. La capacitación se instrumentaría con un régimen de alternancia que integra una semana de aprendizaje en el establecimiento con tres semanas en sus lugares habituales de trabajo. La formación práctica de los alumnos se realizaría en el campo, para lo cual en ese entonces se proyecta construir distintas dependencias para tal fin, con las herramientas e instrumentos necesarios.

¿Quiénes pensaron esta escuela?

Durante el año 1984 se reunía periódicamente un grupo de personas interesadas en este proyecto. Ellos eran: R.P. Mariano Luis Tkachuk (ex-rector EAS Ferré ) R.P. Isidro Máspoli (salesiano – Director Escuela de Ferré) Delmo Gallo (Presidente de los grupos CREA) Eric Boyle (Profesor de la U.N.R. y Jefe de los grupos CREA) Luis Aramendi (Productor) Antonio Lombardi (Profesor del Centro Agrotécnico Regional y Técnico Lechero de Nestlé) Carlos Bresca (Secretario de la EAS de Ferré) Santiago Cavanagh (Administrador de “La Victoria”) Emilio Callegari (Coadjuntor salesiano) Alfonso Cañón (Ing. Agrónomo) La Inauguración Finalmente, luego de sucesivas reuniones, el día 12 de abril de 1985 se realiza el acto inaugural del Centro de capacitación Agropecuaria “Alejandro F. Estrugamou”, con asistencia de autoridades y concurrencia de público; la bendición de la obra estuvo a cargo de Monseñor Mario Picci. Comienzo de clases El inicio de las clases tuvo lugar una semana antes de la inauguración oficial, el día 8 de abril de 1985. Se contaba con la concurrencia de 8 o 9 alumnos. En este primer momento el Centro contaba con el siguiente Cuerpo Directivo:

Director: R.P. Mariano Luis Tkachuck
Secretario:R.P. Raimundo Rausch
Representante Legal:R.P. Oscar Gilabert

La Escuela Salesiana propone educar con un estilo particular: el sistema preventivo, procurando prever y prevenir las faltas de los alumnos para evitarlas y no tener que sancionar las faltas cometidas; de esta manera se opone totalmente el método represivo, que consiste en dar leyes y vigilar después quiénes las cumplen y quiénes no, y aplicar la sanción establecida. Este método nace de la experiencia heredada de Don Bosco y la Madre Mazzarello. Hoy en día, la escuela lleva adelante un Plan de Estudio de Bachiller con Orientación en Agro y Ambiente, con duración de 5 años, con un Proyecto Extraprogramático de Explotación de Granja Familiar. Los Alumnos siguen siendo del medio rural preferentemente. Y se continúa aplicando el Sistema de Alternancia con todas sus herramientas, permanecen 15 días en la escuela y 15 días en sus casas.